Cortijo familiar del S.XIX, conocido como cortijo Raimundo, fue la vivienda de los bisabuelos de los actuales propietarios.

En 1940, tras la Guerra Civil, Doña Rosario y su marido, decidieron cultivar en el caserío viñas, cereales y tabaco.

En 1999, la propiedad, comenzó la remodelación hasta su estado actual